Nada tan fantástico como gozar de buena salud, cuando se está sano, todos los componentes de nuestro organismo confluyen para mantener la armonía, uno de estos es el colesterol bueno o llamado también LAD o HDL, que actúa como una máquina aspiradora que absorbe todo el colesterol para luego llevarlo al hígado, lugar correcto en donde eliminará todo lo malo.
Todas las personas poseemos un grado de colesterol en nuestro organismo, ya que este compuesto lipídico es vital para algunas funciones del mismo, pero al igual que ciertos microorganismos presentes dentro de nuestro cuerpo, pueden alterarse y producir males, aunque si se mantienen en buen estado ayudan a nuestra salud.

La presencia en la sangre del colesterol bueno, también es un gran ayudante para el colesterol malo y enfermedades cardiovasculares, ya que hace que éste no se oxide cuando entra en contacto con los radicales libres sanguíneos, por consiguiente estos seguirán su curso en donde procesarán los elementos buenos y liberarán todo lo malo. Además, evitará que los vasos sanguíneos se obstruyan y de este modo la persona continúe con una saludable circulación.

Las personas pueden mantener o aumentar su colesterol bueno llevando una dieta saludable que incluya los siguientes alimentos o ingredientes:
– Ajo: el ajo es un ingrediente maravilloso que al ser consumido en las comidas, hará que el colesterol bueno pueda elevarse hasta un 23%, así quedó comprobado en un estudio realizado en el Colegio Bastyr de Seattle, Estados Unidos.
– Cebolla cruda: esta verdura, presente en la preparación de muchas comidas, llega a subir el colesterol bueno a la mayoría de las personas. Puede ingerir la mitad de una cebolla cruda en ensaladas y repartirla al día en varias comidas.
– Aceite de semilla de uva: al ingerir solo dos cucharaditas de este aceite, contribuirá en el aumento de su colesterol bueno.
Estos ingredientes son de fácil adquisición, pruebe ingerirlos y contribuya a llevar un ritmo de vida sana.

Rate this post